top of page
Search
  • arturo arredondo

Socios, Negocios, Fracasos, y Emprendimientos


Tener que tocar la guitarra por necesidad?

Nuncamente.

Eso nos decíamos hace años al ver bandas más viejas que nosotros.

No es que viera el oficio como algo indigno, al reves.

(de hecho es algo que disfruto más con el tiempo).

Pero en mi caso simplemente no me veía tocando la guitarra como mi negocio principal.


Esas ansias y miedos de alguna manera me beneficiaron a siempre estar emprendiendo. Pendejadas tal vez no obstante, no hay mal paso que des mientras sea para adelante.

Entendiendo las bandas tan frágiles como son, cada año pensaba que sería nuestro último. (creo que vi muchos behind the scenes en vh1 y siempre era la misma historia).



Por esto siempre traía la inquietud de empezar un negocio que no dependiera de un esfuerzo físico.

Me tarde años en llegar a donde estoy ahora, un lugar más consolidado y con un negocio saludable, andante, y fuerte. Cada quien define el éxito a su manera y el mío se refería a un negocio que pudiera generar mientras uno duerme sin romper ninguna ley en México.


Cuando por fin terminó nuestra carrera musical en el 2016 todavía no había consolidado esta meta. Ya llevaba varios intentos en mi historial y estaba trabajando con mi amigo Sebas en la parte online de su escuela musical a la que me había invitado de socio. (Hasta le hice un comercial y todo ( https://m.youtube.com/watch?v=gJdE4BAYD18 )

Estábamos frustrados en como nadie le tenia confianza a comprar en línea, y por más que sabíamos como México tiene un retraso de 5 años a otros países de primer mundo, recuerdo pensar que estábamos años luz a ese cambio de cultura.

Aún así estaba seguro que fuera lo que fuera mi negocio tenía que ser por medio de e-commerce y no quite el dedo del renglón.


Empecé una tienda con mi amigo Pancho que ahora tiene un podcast exitoso llamado un millón al mes https://www.youtube.com/watch?v=fpfiXREiATI

Creamos una marca llamada “Rub”.



Queríamos resolver el problema de cuidado personal para hombres en México. Básicamente no existía y nadie le quería prestar atención. Aquí mi lección fue entender que mi trabajo realmente era crear una compañía de medios y comunicar a través de ads, blogs, podcasts, etc.

Era un proyecto con futuro que nos emocionaba mucho pero ultimadamente cuando entramos en pandemia cada quien se empezó a ocupar de sus negocios principales.

Por más que me dolió nunca había tenido una ruptura de sociedad más amigable que esa y hasta la fecha se lo agradezco de corazón y muestra la talla de persona que es. Igual con Sebas de la escuela.


Fracasos

Aquí les va una lista de unos cuantos negocios que tuve solo o con socios:


  • Marca de ropa

  • Grupo de bodas

  • Banda de rock de chavitos (dilans)

  • Inversiones típicas en bienes raíces

  • Escuela de producción en línea

  • Sala de ensayos (alguna vez vieron a enanitos verdes por ahí)

  • Marca de cuidado personal para hombres

  • y otras que ni vale la pena mencionar.


Mientras trabajabamos en Rub no me había dado cuenta que tome el paso más importante que me trajo a donde estoy...


Entremos a NegroPasion

Haber formado “Desierto Drive” lo considero una de los proyectos más frustrantes y gratificantes a la vez. Tal vez no percibía todo lo que me estaba costando en el momento porque lo estaba haciendo con mucho amor y también estaba divertido.

Tal vez otra ocasión le dedique un Post a esto, pero gracias a este proyecto por necesidad creamos la tienda www.negropasion.com diseñada para la subsistencia de la misma banda.



Estábamos tan enfocados en el grupo que no veíamos el panorama completo de la tienda.

Nosotros solo queríamos hacer lo que estábamos acostumbrados a hacer (musica) pero sin pedir un préstamo de la disquera o poner dinero de nuestra propia bolsa (lo que normalmente se hace).

Arrancamos la tienda justo cuando empezamos a grabar un disco y Ricky se encargaba de surtir los pedidos mientras yo estaba en el estudio grabando voces.



Todo muy orgánico. Logramos pagar la producción del disco Mexican Dream con las ventas del mismo y pudimos grabar un vídeo oficial. Todo un éxito en autosuficiencia.


Conoce a Andru

Conocimos a Andrés por que su agencia de publicidad nos hizo el primer vídeo pro-bono y nos ayudó a diseñar las nuevas playeras de la banda.



Él siempre estuvo detrás de las bambalinas ayudando otras marcas gigantes con su agencia y no sabíamos que quería invertir su trabajo y tiempo en algo propio y divertido.

Entre tanta plática de nuestra trayectoria como músicos y cómo funcionan las bandas y disqueras le hizo mucho sentido lo que estábamos haciendo y vio una oportunidad. Nos propuso asociarse para la tienda en partes iguales con todo y contrato. “TAGUENO” pensamos Riky y yo.

Nosotros no veíamos más allá. Ya habíamos tenido muy malas experiencias con otras agencias de publicidad y no le queríamos dar tanta importancia.

Estábamos enfocados en otras cosas de Desierto como conseguir un manager. Andrés nos proponía a mi y a Ricky sumar más bandas con el mismo fin de brindarles un ingreso constante que les permita trabajar libremente en su arte.

La idea era conectar el fan con su artista favorito a través de Merch oficial que le beneficiara directamente al artista mientras combatimos piratería. Nosotros simplemente seríamos la plataforma.

Sonaba romántico pero posible a la vez.

Si en Estados Unidos pueden, por qué acá no? Entendemos que no es la misma economía pero ultimadamente alguien llega primero y queríamos ser nosotros.

Andru tenía la visión pero más importante los pantalones y el músculo para emprenderla. Lo fuimos conociendo poco a poco junto con todos los que trabajan en su agencia y nos dimos cuenta rápidamente la calidad de persona que es.


Al empezar a trabajar formalmente con Andrés, Ricky y yo quedamos impactados con su ética de trabajo. Saliendo de nuestra primer junta como socios sentí que había estado prendido a unos cables de electricidad por 5 horas. En mi vida había tenido una junta por tanto tiempo y menos por zoom.

No se le pasaba un solo detalle (pregúntenle por sus libretas) y por lo mismo eran muy efectivas. Con su optimismo y liderazgo pudimos Riky y yo sacar lo mejor de nosotros.

Cuando entró la pandemia lo vimos como una oportunidad para meterle turbo y trabajar más que nunca en sumar bandas y consolidarnos como una empresa sería. Demostrarle a todos que podíamos hacer las cosas como se deben de hacer. No hubo mejor momento para hacerlo. La pandemia estaba forzando todos a hacer la transición al mundo digital.

Cuando se aliviano un poco la pandemia comenzamos a hacer shows acústicos en la oficina con los artistas y empezamos un podcast hablando de cómo uno puede vivir de su arte. Todo esto un esfuerzo en cambiar la cultura que hay en Latinoamérica detrás de cómo se perciben los artistas, las marcas, y sus esfuerzos.






Sobre Emprender y Socios


Escribo esto para mí y poder pensar pero tal vez podria servir para que no se desanimen en hacer lo suyo y emprender sus proyectos si es que los tienen. Todo está en la gotera día tras día, poco a poco y no desesperarte.

El emprender no es para todos y odio que te vendan la idea que si no emprendes no vales. Y como si los empleos fueran indignos para gente borrega. La mayoría de mis amigos tienen empleos chingones, ganan mucho más dinero que uno, son respetados, y son más felices.

Si tú eres empleado o tienes otro trabajo fijo claro que puedes trabajar en tu sueño desde que sales de trabajar a la hora que vayas a dormir. Lo que sí es que no todos tienen el empuje para sacrificar Netflix o administrarse con su familia en su tiempo libre, pero si se puede. Es agotante, pero si se puede.


Un buen "hack" es ponerte tu proyecto casi como un hobby y hacerlo por diversión. Debe ser algo que realmente te guste hacer, algo dónde te pierdas por horas trabajando e ideando. Podria ser tambien un complemento a lo que ya haces. Creo que le quita mucho peso y seriedad al principio cuando arrancas. Siempre empieza chico.


Les hablo como si fuera el mero chingon para emprender pero no, justo lo opuesto. De hecho la operación de la tienda la lleva nuestro socio Andrés y hemos hablado muchas veces de nuestros roles de la empresa. Sin Riky y yo, él no tendría QUE vender, y sin él nosotros no tendríamos CÓMO vender. Así de simple. Sumamos en diferentes formas pero al fin sumamos para que 1+1+1 iguale a 10. Siempre habrá riesgos en toda sociedad pero mientras haya buena comunicación y todo esté claro siempre habrá confianza y manera de solucionar todo.

He aprendido que nadie puede solo por más que queramos ser autosuficientes. No sé donde leí un ensayo de Schwarzenegger titulado “no man is an island” y tiene razón.

Todos dependemos de algo o de alguien y por eso creo que el mejor trabajo casi siempre es en equipo.

Sobre ser número 2


Hablando de roles yo funciono bien como un número 2, o tal vez 3. Nunca me ha gustado la atención y no estoy hecho para ser líder. Saberlo ya es una ganancia. ¿Inspirar a alguien? ¿Yo? Si soy depresivo y me cuesta tomar una llamada… me da nervio cuando alguien entra al elevador por no saber cómo saludar, mucho menos dirigir una presentación.

Para ser sincero yo no hubiera tenido un negocio propio si no tuviera tanto tiempo libre. En vez de disfrutar la vida a veces me autoflagelo creando o ideando cualquier cosa. Pero eso es algo particularmente mío.

Yo necesito alguien que me esté encaminando o vice versa poniendo límites, y cada día, no solamente de vez en cuando. Necesito recordatorio para el recordatorio pero cuando se necesite yo voy a estar ahí haciendo lo que se tiene que hacer para sacar las cosas adelante. Y sí, a veces cuando me siento inútil o perdido me tengo que recordar que ese es parte de mi éxito como persona.


En fin…


Esta entrada es más bien es una recolección corta para mi y una forma de sentirme agradecido por toda la gente que me rodea y ha formado parte en mi vida. Gracias a Ricky por el apoyo emocional, Andu, Gloria y todo el team en evo.

Yo no te puedo decir que hemos llegado a donde queremos como empresa. Seguimos haciendo nuestra lucha en la tienda por tratar de cambiar la cultura y seguimos aprendiendo y adaptando todos los días echándole muchas ganas. Ninguno de nosotros estamos seguros que pasará mañana.


Si del camino se trata, lo he estado disfrutando mucho y personalmente siento que me toca devolver un poco a la industria que tanto me dio.


Suena trillado pero si quieres emprender algo hazlo ya para que la cagues mas rapido y tengas por lo menos un barquito flotante lleno de grandes intenciones dirigido hacia tu destino. Tal vez te vean tirando fiesta dos compas mamados desde la orilla y se suben contigo a remar.


-a-



494 views

Recent Posts

See All

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page